En 1968 se incorpora al negocio familiar Jordi Pérez-Pujol, que continúa hasta la actualidad como CEO de la empresa.