Situó las oficinas en Vía Layetana que en aquella época era el centro de negocios de Alimentación en Catalunya, por su proximidad con el Puerto, la Casa Lonja del Mar, de Cereales y Alimentación (en la que teníamos en propiedad la Mesa num. 119) y el Borne. Posteriormente se creó una línia paralela de materias primas para la fabricación de Piensos Compuestos, que junto con la alimentación humana se complementó durante más de 30 años.